Ha llovido mucho desde entonces

Corría el año 1996, aquel en el que Alemania se llevó la Eurocopa en una agónica final ante la República Checa. El mismo en el que los Juegos Olímpicos de Atlanta encumbraron a Donovan Bailey con su récord mundial de 9,84 segundos en los 100 metros lisos y en el que también brillaron Sergi Bruguera, Arantxa Sánchez Vicario y Conchita Martínez en el tenis; el equipo masculino español de waterpolo; Michael Johnson en el atletismo; o Miguel Indurain y Abraham Olano en el ciclismo. Precisamente, aquella fue también la temporada en la que el ciclista navarro sucumbió en el Tour de Francia frente al danés Bjarne Riis, marcando el principio del final de su carrera.

Los acontecimientos deportivos se veían por la televisión, se escuchaban en la radio o se leían en los periódicos. Entonces no existía el fenómeno runner, ni disciplinas como el triatlón o el pádel copaban las aficiones de los deportistas amateur –ni mucho menos del ámbito femenino-. Los niños se pedían ser Mijatovic, Bebeto, Suker, Raúl o Iván de la Peña mientras daban patadas a sus Adidas Questra. En los walkman y en las emisoras musicales sonaba ‘El talismán’ de Rosana, ‘Wannabe’ de las Spice Girls y ‘No estamos lokos’ de Ketama.

Fue entonces cuando Mari y Agustín, una pareja de herrereños, pusieron la primera piedra de Deportes Marcos, aunque esta se colocó precisamente en un local distinto del que se utiliza en la actualidad. Junto a la zona conocida como ‘La Barrera’, cerca de la Plaza España de esta localidad, vendían productos como equipaciones y balones de fútbol, raquetas de tenis Slazenger, las recordadas zapatillas Fila o ropa del día a día- casual, como se dice ahora- principalmente de tejidos vaqueros.

Local inicial de Deportes Marcos
La primera tienda de Deportes Marcos estaba en la zona de ‘La Barrera’, en Herrera.

Cambios de local, de costumbres y de forma de vida

Al año siguiente, en 1997, la tienda ya se había quedado pequeña. No había espacio para los productos que esta pareja quería incluir ni, sobre todo, para los sueños que pretendían cumplir. Así que dejaron la zona de ‘La Barrera’ para situarse en la calle Antequera donde, ahora sí, se dio forma al establecimiento que hoy ocupa Deportes Marcos en el número 29.

El cambio fue un importante paso logístico y también simbólico. La especialización y el reconocimiento de la empresa en su sector se fue consolidando poco a poco, pasando a comprar directamente a las marcas y fraguando un apoyo constante del deporte local y comarcal que se ha ido incrementando hasta la actualidad. Juan José, Marcos y Agustín, los hijos del matrimonio, entraron e hicieron crecer esta empresa familiar y fue el primero de ellos quien tomó a partir de entonces las riendas de la gestión.

Nueva tienda de deportes
Exterior de la nueva tienda de Deportes Marcos, en el año 1998.

De forma paralela, a partir del año 2000, los hábitos de la sociedad estaban cambiando. El deporte fue entrando en nuestras vidas y empezamos a ser conscientes de la importancia que tenía para la salud el ejercicio físico, que debía ir acompañado de buenos materiales para evitar lesiones y ganar en comodidad. Queríamos calidad, durabilidad y buen precio. Además, ya no íbamos a la tienda de deportes solo para comprar –ya en euros-, sino que también necesitábamos que nos asesoraran.

Logotipo antiguo Deportes Marcos
El logotipo de Deportes Marcos también ha cambiado mucho desde entonces.

Deportes Marcos en los comienzos del siglo XXI

A partir del año 2005, la familia se da cuenta de que el negocio no tiene por qué estar en una sola localidad, por lo que deciden abrir una segunda tienda, ahora en Estepa. Se trata de una empresa ya consolidada, con casi 10 años a la espalda, con una buena nómina de marcas deportivas y un gran conocimiento del sector. ¿Por qué no intentarlo?

A partir de entonces, Deportes Marcos se olvida de límites entre poblaciones y provincias. La empresa comienza a ampliar su alcance mientras va abriendo nuevos locales y generando cada vez más empleo: La Roda de Andalucía, Puente Genil, Benalmádena, Campillos, Pedrera, Osuna y una segunda tienda en Estepa. Las marcas de textil técnico, materiales y calzado con las que trabaja también se multiplican: Nike, Adidas, Asics, New Balance, Reebok, Joma, Vans, Roxy o Quiksilver. Todas quieren estar en los escaparates de Deportes Marcos.

Arroyo de la Miel (Benalmádena)
Interior de la tienda de Deportes Marcos en Arroyo de la Miel (Benalmádena).

En aquellos años se produce un nuevo cambio muy importante en la forma de vida de sus clientes. Las personas que entran en las tiendas ya no son solo hombres de mediana edad. También acuden niños, personas mayores y, sobre todo, mujeres, quienes se unen a la práctica deportiva con gran fuerza. Ya no hay distinciones de género o edad entre los practicantes del ejercicio físico. Al fin y al cabo, es una afición común a la gran mayoría de la población.

Ciclismo, fitness, aeróbic, cardio, pilates, mountain bike, kárate, running, pádel, natación, trail… son términos habituales hoy en día. Quizás mañana lleguen otros. Pero, sean cuales sean, Deportes Marcos seguirá teniendo los productos de la mejor calidad y conocerá todas sus características para continuar asesorando a sus clientes sobre la mejor opción. Como hacía con los Adidas Questra o las zapatillas Fila en el local frente a ‘La Barrera’ y como lleva haciendo desde entonces.

Balón Adidas Questra
El Adidas Questra, uno de los balones más recordados de los años 90 (fuente de la imagen: www.balones-oficiales.com)

Apúntate a nuestro boletín mensual de noticias y te llevarás directamente 5 € de descuento en nuestra tienda online

* Sin sorteos

* Nunca te enviaremos Spam

* Si quieres que el día de tu cumpleaños te mandemos un regalo por email, dinos la fecha a comunicacion@deportes-marcos.es

3 thoughts on “Ha llovido mucho desde entonces

Deja un comentario