Rafa Ángel y «Zancadas por un mundo libre»

Christian Lous Lange decía que la solidaridad y la ayuda mutua son los medios más importantes para que las especies animales sobrevivan. Y en un entorno tan complicado como es el campo de refugiados saharuis de Smara, esta sentencia se llena de sentido. Quizás sea difícil encontrar a alguien que se arme de valor para darle la razón al Nobel de la Paz noruego. Ahí es donde aparece la figura de Rafael Ángel «Chacón».

Rafa Ángel, duatleta pedrereño, inició su proyecto Zancadas por un mundo libre en septiembre de 2016. Esta idea empezó a gestarse en su mente a raíz de que el deportista acoge anualmente a un niño saharaui en su localidad. Poco tiempo después se propone ir al Sáhara, pero las lluvias torrenciales de 2016 destrozaron la zona, a lo que se unió el surgimiento de diversas enfermedades.

“Empecé vendiendo unas pulseras y rifé una camiseta de Antonio Luna y otra de Pedro León, futbolistas del Éibar. Y el dinero que conseguí lo destiné a material deportivo para las escuelas deportivas de allí como boxeo, fútbol y vóley. Pero también han sido para las escuelas educativas, a las que les han llegado chándales”, explica Rafa Ángel. El proyecto ha sido una suma ingente de solidaridad. También los pequeños comerciantes pedrereños y personas a título individual quisieron ayudar en esta gran labor junto a sus patrocinadores, entre ellos Deportes Marcos. Finalmente, este año acudió y participó en la Media Maratón del Sáhara, donde terminó proclamándose campeón. “Deportes marcos ha colaborado conmigo y ha cuadriplicado la cantidad que tenía al comienzo. Ha hecho una gran labor”, agradece Rafa Ángel.

Actualmente, el duatleta trabaja como monitor deportivo en el Ayuntamiento de Pedrera, pues a pesar de ser profesional existen muy pocos deportistas de esta modalidad que no necesiten un trabajo extra para continuar con sus quehaceres diarios. “Tengo que compaginar mi vida laboral con la deportiva pero, aunque suponga un sacrificio, el proyecto merece la pena”, finaliza con orgullo Rafa Ángel.