Las 5 reglas de oro para lavar las zapatillas de deporte

Algunas preguntas que nos hacen muchas veces en nuestras tiendas es «¿hay que lavar las zapatillas de deporte?», «¿se pueden meter en la lavadora?», «¿cómo se deben limpiar correctamente?». Es normal que sudes (y tus pies también) cuando haces ejercicio, o que mientras corres pises charcos, barro o césped. Siempre nos preocupamos por mantener la ropa limpia, pero también debemos ocuparnos del calzado porque así sufrirá menos y te durará más. ¡Y además da muy mala impresión ir con unas zapatillas llenas de suciedad!

Por eso, hoy te queremos explicar los 5 consejos que debes tener en cuenta a la hora de mantener tu calzado a punto. ¡Vamos allá!

Cómo lavar las zapatillas de deporte

1) Nunca metas las zapatillas de deporte en la lavadora

«¿Y si es en un lavado corto?» No. «¿Y si es solo con agua fría?» No. «¿Y si tengo un amigo que lo hace y no le pasa nada?» No. Hemos visto ya demasiadas zapatillas de deporte que se han estropeado por culpa de haberlas metido en la lavadora y nos entristece tener que decirles a nuestros clientes que eso no lo cubre la garantía. Hay muchos métodos prácticos, seguros y rápidos para limpiar el calzado de running, pero la lavadora no es uno de ellos.

Lavadora

2) Saca los cordones y las plantillas para limpiarlos aparte

Es aconsejable separar las distintas partes antes de lavar las zapatillas de deporte y, además, las plantillas sufren una gran acumulación del sudor y el olor. Por eso, puedes aplicarles algún tipo de producto antibacteriano o, incluso, hay quien dice que se pueden meter en una bolsa e introducirlas en el congelador para matar estas bacterias. Lo que sí debes tener en cuenta es que no debes introducirlas en la lavadora ni colocarlas de nuevo en las zapatillas hasta que estén totalmente secas.

3) Debes lavar las zapatillas de deporte con suavidad

Coge un cepillo que no tenga las cerdas demasiado duras y limpia el exceso de suciedad que haya en la suela. Puedes utilizar, por ejemplo, un cepillo de dientes viejo que tengas reservado para este tipo de trabajos. Hay quien introduce objetos punzantes para quitar el barro, nosotros no recomendamos esto.

No tengas miedo de llenarte las zapatillas de barro... ¡ya sabes cómo limpiarlas!
No tengas miedo de llenarte las zapatillas de barro… ¡ya sabes como limpiarlas!

4) El limpiador que debes usar

Tan simple como poner un poco de detergente en agua templada y darle con un paño: así limpiarás tu calzado deportivo en unos pocos minutos y lo dejarás como si acabaras de sacarlo de la tienda. También puedes utilizar este sistema para las plantillas si lo del congelador no te ha convencido del todo.

5) Deja que se sequen de forma natural

El calor directo de un radiador puede provocar que tu zapatilla de deporte se deforme. Sí, es muy tentador conseguir que en un rato ya estén secas y listas para utilizarlas de nuevo, pero debes ser paciente y dejar que sea el propio ambiente el que las vaya secando poco a poco.

¿Has utilizado ya alguno de estos consejos? ¿Tienes otras técnicas para limpiar tu calzado deportivo? ¡Déjanos tus comentarios aquí mismo!