Aprende cómo funcionan los pies para encontrar las zapatillas adecuadas

Hoy te vamos hablar de la ‘biomecánica básica del running‘, un término que aunque puede parecer complejo, no lo es tanto ya que con unos conceptos básicos bastará para que te hagas una idea. En definitiva lo que queremos es que entiendas cómo funcionan tus pies, para que encuentres las zapatillas adecuadas.

impactos

 

Cada corredor es diferente

Cada corredor es diferente, eso es obvio: tienen distintos pesos, alturas, ciclos de marcha, zancadas, objetivos y formas de correr. Por eso existen tantas zapatillas de running diferentes. Si has visitado alguna tienda Deportes Marcos  habrás visto la gran variedad de modelos disponibles.  Es bueno tener opciones, porque así los corredores tienen más posibilidades de encontrar unas zapatillas de running con la combinación de características exacta para ajustarse a sus necesidades.

La biomecánica del running es el estudio del movimiento del cuerpo humano durante la carrera y las fuerzas involucradas. Es una palabra un poco extravagante para describir un concepto sencillo: ¿cómo se mueve el cuerpo?

Anatomía del pie

Casi 1/4 de todos los huesos del cuerpo humano se encuentran en los pies. Estos huesos pueden dividirse en tres secciones principales: la parte posterior (absorbe el contacto inicial.), el mediopié (se flexiona para absorber el impacto) y el antepié (se agarra a las superficies y ayuda a impulsar al corredor hacia delante).

anatomía del pie

Ciclo de marcha

La forma de correr de una persona (denominada ciclo de marcha) varía entre una persona y otra. El ciclo de marcha son todos los acontecimientos que tienen lugar desde el contacto inicial hasta el siguiente contacto sucesivo del mismo pie. El ciclo de marcha de un corredor se divide en dos fases distintas: la fase de apoyo y la fase de cambio.

  • La fase de apoyo es el periodo de tiempo en el que el pie está en contacto con la superficie.
  • La fase de cambio comienza cuando ambos pies se encuentran elevados del suelo y termina cuando el pie vuelve a tomar contacto con la superficie.

Protección natural contra impactos

Al correr, cada vez que el pie golpea el suelo recibe una fuerza de impacto que equivale a casi tres veces el peso del corredor. A medida que aumenta la velocidad del corredor, también lo hace la fuerza del impacto.

 impacto rodilla

El cuerpo absorbe esta fuerza de impacto estirando los músculos de forma resistiva, principalmente estirando los cuádriceps (los músculos del muslo) durante el contacto del talón y las pantorrillas durante el despegue. El cuerpo también utiliza el movimiento de las articulaciones para absorber las fuerzas de impacto.

Además de la protección natural que ofrece nuestro cuerpo, es imprescindible elegir las zapatillas con unas características de amortiguación y estabilidad adecuadas a nuestros entrenamientos y a nuestra forma de correr, ¡nuestros músculos y articulaciones nos lo agradecerán!.

vomero 12

Aprovecha ahora nuestras Rebajas y consigue unas Nike Zoom Vomero 12 por sólo 99,99€,  una zapatilla ideal para corredores neutros que proporciona una sujeción y amortiguación increíble en cada pisada.

15 útiles consejos para un corredor novel

Ya sabemos de memoria la historia. Año nuevo, vida nueva y propósitos con los que pretendemos desterrar malos hábitos o adquirir nuevas habilidades. Si estás leyendo este post, seguramente es porque te has planteado comenzar a correr y unirte al movimiento runner.

Quizás no sea necesario enumerar todos los beneficios de correr y llevar una vida saludable; pero algo que creemos desde Deportes Marcos que puede ser de bastante utilidad es darte algunos pequeños consejos sobre cómo empezar a practicar este beneficioso y adictivo deporte.

1. Equípate adecuadamente

Seguramente una de las primeras cosas que te hayas planteado a la hora de empezar a correr es cuál es el equipamiento que deberías usar. Todos tenemos, como mínimo, unas zapatillas de deportes pero, ¿son recomendadas para correr? Es una pregunta que has de plantearte ya que un buen calzado no solo te ayudará en tus carreras, sino que también te permitirá correr sin poner en riesgo tu salud.

Recuerda que en Deportes Marcos somos especialistas en running y podemos asesorarte sobre el calzado y equipamiento que mejor se adapte a tus necesidades como deportista. Además, contamos con un amplio catálogo de zapatillas de running técnico que abarca calzado para recién iniciados al running, así como para personas que compiten habitualmente y buscan zapatillas de alta gama.

2. Despacito y con buena letra

No hagas locuras. Si nunca has practicado el running o, incluso, si llevas mucho tiempo sin hacerlo, recuerda que debes ir poco a poco y no intentar forzarte. Ten en cuenta que correr no es un deporte de riesgo ni mucho menos, pero sí exige a nuestro cuerpo un esfuerzo elevado que debemos gestionar con inteligencia.

3. Calienta y estira

Algo que se suele pasar por alto cuando se comienza a correr son los calentamientos de antes del ejercicio y los estiramientos de después. Pueden parecer inútiles, pero si se realizan correctamente evitan lesiones y mejoran el rendimiento.

4. Monitorízate

¿Quién no tiene un smartphone? Aparte de para escuchar música, puedes bajarte aplicaciones como Endomondo, Runtastic, etc. que te ayudarán a mejorar tu rendimiento gracias a la monitorización de los entrenamientos que realices.

5. Corre y anda, ¿por qué no?

Una de las mejores formas de empezar a entrenarse para correr durante varios minutos sin cansarse, incluye el hecho de andar. Lo ideal para un corredor novel sería programar un entrenamiento de 20-30 minutos de duración combinando 4 minutos de caminata y 1 de trote moderado.

6. La tonificación, el complemento perfecto

Al igual que Rocky Balboa no solo entrenaba sus puños durante la preparación para el combate contra Apollo, no debes pensar que para correr se necesita solo hacerlo repetitivamente todos los días. Has de intentar complementar las carreras con otros ejercicios tanto para el torso inferior como superior.

7. Cuida la alimentación

Es algo de sentido común, si te estás entrenando para una carrera de varios kilómetros deberás controlar tu dieta. Esto no es solo por cuestiones de peso, sino también debido a que es importante que controles lo que comes antes de ir a correr. Proteinas, carbohidratos… ¡Dale a tu cuerpo gasolina de calidad!

8. Márcate objetivos

Debes ser consciente de tus metas para poder batirlas. Establece objetivos a medio plazo como, por ejemplo, poder correr durante 3o minutos sin necesidad de pararte y andar. Eso sí, recuerda siempre el segundo consejo: hazlo con cabeza.

9. Descansa

A veces, la obsesión por conseguir un objetivo impide que se ponga en valor la necesidad de descansar. Recuerda siempre tanto dormir bien, como dejar días completos de descanso entre sesiones de entrenamiento.

10. La unión hace la fuerza

Busca a gente de tu entorno que también quiera comenzar a correr. El apoyo entre varios corredores puede ser vital y marcar una gran diferencia a la hora de conseguir los objetivos que se establezcan en el equipo.

11. Cambia de rutas

Un buen truco es controlar con Google Maps la distancia de distintas rutas e ir intercalándolas a lo largo de la semana o el mes.

12. Cintas de correr, un gran aliado

Si tienes la posibilidad de alternar las carreras por la calle con el ejercicio en cinta de correr, tu cuerpo te lo agradecerá. Aunque correr en cinta no es la mejor opción para entrenarnos para una carrera, sí que nos ayudará a controlar los distintos ritmos e inclinaciones de terreno. En Deportes Marcos tenemos una gran variedad de máquinas fitness, echa un vistazo a nuestro catálogo.

13. Las tardes, la mejor hora para entrenar

Aunque tampoco hay una gran diferencia, según los expertos la mejor hora para salir a correr es por la tarde, pocas horas después de haber hecho la digestión tras el almuerzo. Será cuando nuestros músculos y articulaciones estén a pleno rendimiento para sacar el máximo potencial.

14. Hidrátate

Aunque no estemos en los meses más calurosos del año, esta no es razón para dejar de lado la hidratación de nuestro cuerpo. Recuerda beber abundante agua u otras bebidas isotónicas tras acabar de entrenar.

15. Disfruta

¡Diviértete y sacarás lo máximo de ti en cada carrera!

La natación, ¿por qué es buena para ti?

De la natación se dice que es el deporte más completo y también que es uno de los más recomendables para las personas que tienen problemas de articulaciones, que quieren bajar de peso o que quieren ejercitar por igual las distintas partes del cuerpo. Pero, además, tiene muchos otros beneficios que te van a interesar mucho aunque, eso sí, debes tener en cuenta una serie de consejos antes de lanzarte al agua.

Por todo esto, te hemos preparado una infografía para que te quede todo muy claro. Al final de la página tienes tu espacio para escribirnos lo que quieras, ¡esperamos que te guste!

La natación

 

Si te ha gustado esta infografía sobre la natación y quieres imprimirla, haz click aquí.

Fuentes:

Vector de Infografía diseñado por Freepik
Vector de Deporte diseñado por Freepik

El icono realizado por Scott de Jonge de www.flaticon.com está bajo una licencia CC BY 3.0
El icono realizado por Freepik de www.flaticon.com está bajo una licencia CC BY 3.0
El icono realizado por Freepik de www.flaticon.com está bajo una licencia CC BY 3.0

Andar te ayuda a quemar calorías y a mejorar tu salud

“¿Y yo para qué me voy a ir a andar?” “¿Acaso voy a perder peso o a mejorar mi físico?” “Ya voy caminando al trabajo, con eso ya es suficiente”, “¿Qué me vaya solo? ¡Vaya aburrimiento!”… Seguro que has dicho o escuchado alguna vez una de estas frases. Y es que, aunque sepamos perfectamente que para llevar una vida sana hay que combinar el ejercicio físico con una buena alimentación, tendemos a pensar que todo consiste en buscar grandes retos y a sufrir mucho para conseguirlos. Pero no es eso, es algo mucho más fácil.

Frase motivadora

Si desde el primer momento en el que te propones hacer deporte ya te estás obligando a sufrir, muy probablemente tu mente y tu cuerpo lo rechace desde el principio. Debes empezar poco a poco, ¡no tengas prisa! Al principio, solo con hacer 30 minutos de caminata suave durante varios días a la semana, ya te debes sentir muy orgulloso. Con el tiempo, seguro que de forma inconsciente, tu cuerpo sentirá que cada vez quiere un poquito más. Dáselo sin miedo. Debes adecuarte al nivel que te permita tu capacidad y poco a poco ir aumentando –o bajando- la intensidad según tus sensaciones. Así descubrirás por ti mismo que te sientes mejor en todos los sentidos. ¿Por qué?

Los beneficios de andar

Este ejercicio tiene muchos aspectos positivos que vas a ir comprobando progresivamente. Entre ellos, está más que demostrado que andar adelgaza y que te ayuda a controlar el colesterol. También verás reforzada tu autoestima, tendrás un mejor humor, te sentirás más relajado, dormirás más profundamente y tu cuerpo tendrá mucha menos tensión. Además, tu sistema cardiovascular y tu salud mental te lo agradecerán con creces. No está mal, ¿verdad?

¡No te vayas todavía a la calle! Aún tenemos unos consejos importantes

Dicen que caminar es uno de los ejercicios físicos más sanos porque es la actividad que ha hecho desde siempre el hombre y por eso el cuerpo está especialmente preparado para ella.

Caminar
Nuestro cuerpo está adaptado a la actividad de caminar.

De todas formas, es aconsejable que vayas equipado con el material deportivo adecuado para evitar cualquier tipo de lesión. Y eso empieza por los pies. No caigas en el error de utilizar el mismo calzado que empleas en tu día a día, simplemente porque estás haciendo algo ‘normal’ como andar. En realidad, estás realizando un ejercicio físico de intensidad moderada, así que busca información sobre cuáles son las zapatillas ideales para ti. Si no conoces mucho sobre las distintas marcas deportivas, déjate asesorar por el dependiente. Dile cuánto tiempo piensas que vas a andar al día, cuál es tu peso aproximado, si tienes problemas en las articulaciones… Ya verás cómo con un buen calzado vas a disfrutar mucho más de este ejercicio.

El textil que utilices debe ser cómodo, holgado y transpirable. Si hace viento o mal tiempo, una buena prenda aislante y ligera evitará que te enfríes. Pero recuerda que, cuando haces ejercicio físico, tu cuerpo acumula calor, por lo que no te puedes guiar por la temperatura que percibes antes de salir de casa. En resumen: es mejor que pases un poco de frío al principio a que pasados 10 minutos te empiece a sobrar ropa.

También es importante la postura que tengas al andar. No te inclines demasiado hacia adelante, porque después vas a notar que tienes la espalda y los hombros bastante cargados. Mantén una postura erguida, recta, con los brazos ayudando el movimiento y la cabeza alta. ¡Así disfrutarás mejor del paisaje!

Puedes irte solo o con amigos, con música, escuchando el ambiente de la calle o el silencio del campo. Lo hagas como lo hagas, siéntete bien, respira hondo y relájate. Desconecta de todo, escucha a tu propio cuerpo y… ¡disfruta!

Andar por el camino