6 consejos para la semana anterior al maratón

Llevas varios meses entrenando con este objetivo en mente y, por fin, se acerca el gran día, el del maratón. Quizá esta última semana sea la más suave en cuanto al desgaste físico, pero la preparación psicológica y el entrenamiento ‘invisible’ tienen un papel muy importante que no puedes olvidar si quieres hacer una gran prueba y cumplir con lo que llevas soñando tanto tiempo. Por eso, te vamos a dar 4+2 consejos para que lo alcances, ya sea completar los más de 42 kilómetros sin que te importe el tiempo, hacerlo a un ritmo medio de 5 minutos o bajar de las 3 horas.

1. Dale a tu cuerpo el combustible que va a necesitar

Durante la primera parte de la semana es recomendable disminuir la ingesta de hidratos. A partir del miércoles o el jueves, la dieta debe contener una gran cantidad de carbohidratos para que el cuerpo los absorba bien y los ponga a tu disposición cuando más los necesites: en la carrera.

Dieta de pasta

2. Prepara bien la ropa que te vas a poner

Si has pensado estrenar algo el día de la prueba, ¡no lo hagas! Las zapatillas que utilices en el maratón deben tener bastantes kilómetros de entrenamiento y la ropa tiene que ser cómoda, transpirable y que no provoque rozaduras. Ten en cuenta que cualquier pequeño contratiempo en una carrera de 10.000 metros se puede convertir en un gran problema en 42.000.

3. Estudia el recorrido de la carrera

Observa el mapa y revisa dónde están las subidas y las bajadas (si es que las hay), en qué kilómetros podrás contar con el apoyo del público y en cuáles no habrá casi nadie, cómo es la recta de entrada a la meta… Esto te dará una ventaja en la estrategia que plantees para tu maratón.

Entrenamiento maratón

4. ¿Sabes cómo y dónde están los avituallamientos?

En una prueba de larga distancia -más aún en un maratón- la organización coloca muchos y muy variados tipos de avituallamientos, tanto sólidos como líquidos. No solo debes tener en cuenta en qué kilómetro está cada uno de ellos, sino también si estará situado en un solo lado de la calzada o en ambos. Así, cuando vayas llegando a él te podrás colocar donde más te interese tanto si vas a coger algo como si no. ¡Ah! Y no te agobies por tratar de hacerte con el agua o la comida del primer voluntario que veas, detrás hay bastantes más.

4+1. Relájate el día anterior (si puedes)

Si no te ha sucedido en los días previos, probablemente te ocurrirá en las 24 horas anteriores al maratón: te preguntarás si deberías haber entrenado más, si el objetivo que tienes en mente es el correcto, si todo esto es una locura… Esas preocupaciones son normales, pero intenta no pensar en nada de esto. Lo que hayas hecho, hecho está y has realizado un muy buen trabajo. Ahora es el momento de descansar y de dormir bien.

… Y 4+2. ¡Disfruta del maratón!

Es un día que vas a recordar para siempre y debes sentirte orgulloso de enfrentarte a un maratón, sea cual sea el resultado final. Desde que decidiste hacerlo hasta ahora, has completado entrenamientos cortos y largos, de series y de tiradas, con lluvia y con sol, con viento y con frío, buenos y malos. Solo te quedan unas horas por delante para ser finisher y terminar de ponerle la guinda a este pastel. ¡Suerte!

PD: Si necesitas un poco de motivación extra, te recomendamos este vídeo.